Imprimir esta página
Jueves, 16 Agosto 2018 19:10

Review de la película 'Alto el fuego', la notable ópera prima de Emmanuel Courcol.

  • Una buena película, siempre contenida, que se disfruta de principio a fin.
  • Sólo la falta de nervio impide que el film se convierta en una obra excelente.
Escrito por  Publicado en Reviews películas 2022-2023 , Reseñas películas 2021-2022, Estrenos películas España 2019-2020, Críticas películas 2022-2023

En coproducción entre Francia y Bélgica, 'Alto el fuego' narra las secuelas que provocan las guerras cuando éstas terminan. Cuenta con guion y dirección de Emmanuel Courcol.

El prólogo nos sitúa en unas trincheras en la I Guerra Mundial, durante uno de los ataques y donde Georges Laffont (Romain Duris) intenta que sus compañeros abandonen el lugar y salven sus vidas, entre ellos se encuentra su hermano Marcel (Grégory Gadebois) al cual le estalla cerca una bomba, provocándole sordera.

Finalizada la contienda, George en vez de regresar a casa, decide asentarse en África, en el Alto Volta, con otro compañero de la guerra, Diofo (Wabinlé Nabié), juntos formarán un grupo de trabajo con nativos para sus plantaciones en Ghana, pero las cosas se ponen mal  y decide volver a casa, donde su hermano Marcel vive con su madre, está recibiendo clases de lenguaje de signo a través de Hélène (Céline Sallette) y tiene novia, Madeleine (Julie-Marie Parmentier), pero sigue traumatizado, sin hablar, desde su regreso de la guerra.

Una nueva propuesta de los efectos que ocasiona una guerra, el estar bajo el fuego, donde las bombas te estallan al lado, donde ves a los compañeros saltar por los aires en mil pedazos, pedazos que incluso se pegan a tu cuerpo, donde el ruido de pronto se vuelve silencio y la palabras deciden no volver a brotar por no comprender tanto sufrimiento, dolor y necedad.

El actor y guionista Emmanuel Courcol, tras varios trabajos en ambas especialidades y dirigir el cortometraje “Geraldine Te amo” en 2012, se lanza al largometraje con “Alto el fuego”. Una obra entre el dolor, la resignación, los fantasmas surgidos tras el combate, junto a la sangre derramada, las mutilaciones, las bombas, el olor a pólvora, muerte y polvo, provoca el mutismo e incluso  el deseo de aislarse del mundo, para olvidar y ser olvidados. Un nuevo canto a la vida tras ver tanta destrucción, gritando al mundo que el ser humano no ha sido creado para la guerra, sino para la paz. No ha nacido para matar, sino para dar vida.

Interpretaciones correctísimas entre las cuales por destacar mencionaría a un Romain Duris, a quien seguimos en sus aventuras y desdichas, de buena gana, aunque la tristeza no se quiera despegar de él.  A una fantástica Céline Sallette, bocanada de aire fresco en tan intenso drama y Grégory Gadebois, cuyo personaje convive con los miedos, la desolación, el vacío y la pérdida. Pero una vez más hay que felicitar a la dirección de casting, por tan acertada elección.

Una obra sencilla, efectiva y rica en matices. SIempre contenida y dejando claro el mensaje que desea hacerle llegar al espectador, no solo a través del magnífico guion, sino de la espléndida fotografía de Yann Maritaud y Tom Stern y de una conmovedora banda sonora del maestro Jérôme Lemonnier.

Si un pero se le puede reprochar a Courcol en su ópera prima, ese reside en la falta de nervio. Este filme, con más garra, se hubiera convertido en una gran película. Aún así, es una obra que se disfruta de principio a fin, dejando ese halo de amargura tras todo lo visto y escuchado. Esperamos sus nuevos trabajos: este director promete.

  • Mi nota es: 7,5 / 10
  • ESTRENO en ESPAÑA: 10 de Agosto
  • REPARTO: Romain Duris, Céline Sallette, Grégory Gadebois, Julie-Marie Parmentier, Maryvonne Schiltz, Yvon Martin, Wabinlé Nabié, Benjamin Jungers, Arnaud Dupont, Morwenna Spagnol, Thierry Bosc, Mathilde Courcol- Rozés, Armand Eloi, Fabrice Eberhard, Konomba Traoré, Maxime Dorian, Valentin Naulin y Eric Bergeonneau.
  • PRODUCTORA: Polaris Films Production, Finance/ Fontana/ Umedia.
  • DISTRIBUIDORA en ESPAÑA: A Contracorriente/Films.